Jóvenes Deambulantes


Cruda realidad de cientos de universitarios ponceños

30 de octubre de 2014 05:00 am

Cynthia I. Torres | cynthia.torres@gfrmedia.com

285daad6286299f8d25d3eb48bd4734d_534x326PONCE- Una nueva modalidad entre jóvenes universitarios continúa acentuándose en el suroeste del País.

Son casos de estudiantes, registrados desde el 2013, que no cuentan con un lugar dónde vivir, por lo que las calles se convierten en su refugio.

El director ejecutivo de la organización Coalición de Coaliciones Pro Personas sin Hogar de Puerto Rico, Inc., Francisco Rodríguez Fraticelli, explicó en entrevista con ÍNDICE SUROESTE que este hallazgo fue “uno de esos descubrimientos casuales” mientras se realizaba un estudio científico para medir la vulnerabilidad de la vida de las personas sin hogar mientras están en la calle.

 

“El estudio nos habla de que el promedio de estadía en la calle son siete años, y hay gente con 20 en la calle. Las condiciones son bien deteriorantes en términos de salud física, mental y adicción. Así que el 77% de la población está vulnerable a morir o a empeorar su situación porque no acaba de resolver su problema de vivienda”, especificó el científico social.

Rodríguez Fraticelli informó que por regulación federal cada dos años la entidad administra un conteo de personas sin hogar.

“Es voluntario. Tú participas si quieres, depende de que la persona se autoidentifique como que es una persona sin hogar, se lleva a cabo en el mes de enero”, sostuvo.

Según los resultados del estudio realizado, en Ponce hay más de 200 personas viviendo en las calles, en Mayagüez casi 174, en Aguadilla y Guánica hay 90 en cada uno, 35 en Guayama, y 24 en San Germán.

“Hay una actitud compasiva, pero se queda en esas. No visualizamos que ésta persona necesita mucho más que un plato de comida. Hay que hacer unas estrategias. Hay que ensuciarse las manos y ver qué es lo que hay que hacer para poder bregar con esto y eso no ha pasado y quizás, es eso lo que yo estoy intentando hacer”, compartió Rodríguez Fraticelli, quien fue una persona sin hogar hace 15 años.

“Mi interés en el tema de los estudiantes es porque yo también fui un profesional educado con maestría en las calles de San Juan que por una situación económica y un desempleo crónico, quedo en la calle”, confesó.

Rodríguez Fraticelli se encuentra en conversaciones con representantes de algunas universidades en Ponce para que comiencen a crear programas que brinden ayuda a esos estudiantes que están pasando por la situación o que están en riesgo.

“La experiencia que yo tengo aquí es de estudiantes que llegaron buscando ayuda porque duermen en la calle y van a estudiar todos los días”, indicó.

“Duermen en la calle en algún lugar que les prestan, que puede ser no necesariamente en la calle, pero es un amigo que los dejó dormir en el sofá, ese alguien que le prestó un lugar, pero se levantan todos los días para ir a la universidad y mantienen sus notas”, destacó.

 

Entre las razones por las que se da el fenómeno en Ponce es porque esta ciudad está rodeada de pueblos rurales que presentan limitaciones económicas. El directivo destacó que los padres de estos jóvenes quieren mejorar la calidad de vida de sus hijos y los envían a la universidad aunque su situación financiera no les provea para sufragar los gastos.

Estudiantes del oeste que viajan a Ponce a la universidad, deambulan toda la semana porque no pueden regresar.

“Para estos casos es que esta oficina está abierta, los acogemos hablamos con ellos”, informó.

http://www.indicepr.com/suroeste/noticias/2014/10/30/30525/jovenes-deambulantes/

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *