Presentan nuevo retrato de las personas sin hogar


El Nuevo Día, 11-09-19

Aunque el más reciente Conteo de Personas sin Hogar, realizado a finales de enero en los 78 municipios, encontró que 2,535 hombres y mujeres deambulan por las calles del país, la realidad es que se estima que son muchos más los seres que carecen de un techo donde vivir.

Madres temerosas de que les quiten a sus hijos si descubren su falta de una vivienda, niños que las acompañan y jóvenes menores de 21 años que también temen que se descubra la realidad que viven como víctimas de trata humana son algunos de los que están fuera de los números, aunque sus situaciones son muy visibles y seguidas de cerca por organizaciones comunitarias que dan servicios a esta población.

Al menos así lo denunció ayer Francisco Rodríguez, presidente ejecutivo de la Coalición de Coaliciones Pro Personas sin Hogar, durante la presentación de los resultados del Conteo, el cual surge como requisito impuesto por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano Federal en jurisdicciones como Puerto Rico que reciben fondos federales.

“Admitir esta situación es un asunto de vergüenza porque hay un estigma, especialmente para una mujer con hijos”, dijo Rodríguez, quien resaltó que los individuos que no recibieron ayuda federal después de los huracanes Irma y María por falta de titularidad sobre sus hogares aceleró la cantidad de personas que enfrentaron problemas económicos y se quedaron en la calle.

Según el Conteo, una de cada 10 personas sin hogar cayeron en la deambulancia por los efectos de estos ciclones. San Juan, Humacao, Loíza, Vega Baja y Ponce son los municipios donde más se concentran.

“Esto (el Conteo) no nos va a decir cuántos hay, sino su perfil y cómo podemos alinear mejor sus necesidades”, dijo ayer la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar, durante la presentación de los datos.

Anitza Cox, directora de Análisis y Política Social de la firma Estudios Técnicos, explicó que una persona sin hogar es aquella que pernocta en un lugar no apto para vivir, como un carro abandonado, una plaza, un parque o una estructura abandonada o bajo condiciones infrahumanas, entre otros lugares inseguros.

De las 2,535 personas sin hogar contabilizadas, el 7.1 por ciento deambulaban en familia o núcleos, es decir, grupos de personas. La mayoría (1,990) eran hombres, y el 36 por ciento eran personas de 50 años o más (925 personas).

Mientras tanto, además de las personas identificadas como sin hogar durante el Conteo, se contabilizaron 2,227 personas en proyectos de vivienda permanente o realojamiento rápido.

De acuerdo con Cox, el 27 por ciento de las personas sin hogar tenía una situación crónica, es decir, que había deambulado durante un año o más o tenido cuatro episodios o más de deambulancia en los últimos tres años.

“El Conteo es un retrato en el tiempo, un punto de partida para poder analizar en profundidad y comparar”, manifestó Cox, quien ayudó a analizar y desglosar los datos encontrados.

La razón principal del sinhogarismo fue el abuso de drogas o uso problemático de drogas, seguido de problemas familiares y económicos, así como desempleo, abuso de alcohol y problemas de salud mental, entre otros escenarios.

Una encuesta entre personas sin hogar que accedieron a contestar varias preguntas detectó, además, que 63.5 por ciento enfrentaba problemas por el abuso de alcohol, drogas ilícitas o medicamentos sin receta.

Además, 38.8% indicó haber sido diagnosticado con alguna condición de salud mental, 35.7% dijo que sufría de una condición de salud crónica y 18.8% tiene una incapacidad física.

Mientras tanto, 38 de los 110 jóvenes de 18 a 24 años identificados en el Conteo contestaron un cuestionario más a profundidad que encontró que 39.5 por ciento estaba en San Juan, mientras que 42.1 por ciento recibía asistencia del gobierno. Además, uno de cada 10 dijo que le habían ofrecido “algo” a cambio de favores sexuales, siendo ese “algo” dinero, comida, drogas o casa, entre otros intercambios.

“Esto no constituye un censo”, reiteró Andújar sobre una de las conclusiones del Conteo.

Sobre la disminución de personas sin hogar observada en comparación con las contabilizadas en el 2017 (3,501) se informó que es resultado, en parte, del alcance comunitario de organizaciones que le dan servicio a esta población.

Según se informó, el Conteo de Personas sin Hogar se realiza cada dos años y ayuda al gobierno federal a determinar la asignación de fondos por jurisdicción.

Arroyo, M. (2019). Presentan nuevo retrato de las personas sin hogar. Recuperado de:  https://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/presentannuevoretratodelaspersonassinhogar-2517077/